Una casa o departamento, ya sea propia o se esté alquilando, tiene un significado mucho más valioso que el de una mera estructura protectora. Un hogar representa momentos, vivencias y sentimientos. ¿A quién no le gusta llegar a casa luego de un arduo día de trabajo y poder ver su serie favorita en su sitio preferido?

Sin embargo, el cese de actividades o el traslado de las mismas a modalidad home-office ha provocado que muchas personas reevaluaran el amueblamiento y equipamiento con el que cuentan para afrontar nuevos y espontáneos desafíos, tales como adaptarse a clases o reuniones virtuales.

Así y todo, el ámbito tecnológico no ha sido el único afectado, ya que realizar una tarea que normalmente no se realiza en casa ha obligado a mutar espacios cotidianos por un entorno con necesidades diferentes.

Incluso hoy, cuando la mayoría de los comercios y locales se encuentran funcionando con protocolos y medidas de bioseguridad, mucha gente decide continuar desarrollando en casa las actividades como las venía haciendo.

Nuevas actividades en nuevos espacios

Las viviendas actuales, por más modernas que sean, no están pensadas ni fueron diseñadas para ser habitadas por un prolongado periodo de tiempo como en el que se ha visto afectada la población.

En el contexto de pandemia, la actividad física cobró mayor relevancia al estar vinculada por sus beneficios en el cerebro: reduce el estrés, alivia la ansiedad y previene la depresión. Por esto, es muy importante contar con un espacio preparado para poder distenderse o entrenar.

No obstante, no todas las personas cuentan con las herramientas necesarias para ejercitar su cuerpo, y deben recurrir a la originalidad para transformar el uso normal que se le da a ciertos elementos u objetos en algo más beneficioso.

Por ejemplo, si se tiene un quincho, una buena idea es utilizarlo como “mini gimnasio”. Antes que nada es recomendable dotarlo de buena iluminación (si es natural, mejor), y si está dentro de las posibilidades, añadir algún tipo de piso especial, alfombra o colchoneta, de acuerdo a la actividad que se vaya a realizar.

La palabra transformar

Pero, ¿qué significa transformar? Técnicamente, está definido como “hacer que algo sea distinto, pero sin alterar totalmente sus características esenciales”. En casa, padres, niños y jóvenes escogieron un sitio favorito y lo equiparon para poder desarrollar lo que necesiten de la manera más cómoda.

En este sentido, los muebles, los accesorios de iluminación y hasta decoración juegan un papel fundamental en la intención de querer asemejar un entorno en uno ideal. Un mueble, como un escritorio, puede ayudar a desempeñar alguna tarea tecnológica, por ejemplo, mientras que un techo puede facilitar el descanso al aire libre.

Y aquí es donde entra en juego el valor de la palabra transformar. Un objeto es empleado según el uso para el cual fue pensado, claro, pero en situaciones extraordinarias puede convertirse en otra cosa; en algo más que ayude a saciar una necesidad.

En el caso del ejercicio físico, es muy útil aprovechar y usar los muebles para poner en movimiento el cuerpo, más aún cuando no se cuenta con las herramientas ideales.

• Un sofá puede servir como base para ejercicios que requieran soportar el propio peso, o usarlo como límite al utilizar una rueda de abdominales simple.

• Una silla no solo es útil para sentarse, sino que puede ser empleada para hacer sentadillas, o cualquier tipo de ejercicio que requiera un punto de apoyo fácil.

• Si se tiene escaleras, se puede subir y bajar para fortalecer los músculos de las piernas y practicar cardio, o utilizarlas para hacer flexiones de brazos con inclinación.

• Y si no se cuenta con una colchoneta, tumbarse en la cama y hacer ejercicios de movimientos lentos con las piernas en vertical también es una excelente idea.

• Y hasta a las paredes se le puede sacar provecho al hacer, por ejemplo, flexiones verticales: pararse verticalmente al frente de una pared, dejando una distancia entre la base y los pies, luego dejarse caer poniendo las manos, y empujando con los brazos hacia atrás para volver a la posición original.