El pasado jueves 14 de enero, el Lic. Guillermo Montenegro, CEO de la consultora Top Digital LATAM y Director de la Licenciatura en Comercio Electrónico de la UTN, brindó un webinar online donde asistieron interesados en incrementar sus ventas a través de canales digitales.

El webinar, titulado “TIPs para incrementar tus ventas online”, contó con el apoyo de La Voz del Interior y ADEC (Agencia para el Desarrollo Económico de la ciudad de Córdoba).

Durante el evento, Guillermo habló de varios aspectos que giran en torno al comercio electrónico, con la idea de brindar herramientas que ayuden a los emprendedores a aprovechar esta - para muchos nueva - eficaz manera de vender.

Entre los ejes centrales que el experto trató, hizo puntual foco de atención en la transformación digital.

Transformación digital

Para comenzar, se dejó bien en claro que transformar digitalmente no es lo mismo que digitalizar. Es decir, traspasar lo físico al medio digital solo para estar presente no implica una transformación, solo un cambio de imagen que no necesariamente significa que sea positiva.

El 2020 ha sido un año bisagra para el comercio en sí. Fueron - y son - meses que aceleraron un fenómeno que, según las proyecciones, iba a tardar años en generalizarse.

La adaptación no fue voluntaria; fue forzosa. Quienes no se “subieron al barco”, corrieron el riesgo de hundirse y, aquellos que ya se encontraban a bordo de los canales de ventas digitales, pudieron aprovechar una especie de viento de cola que los benefició enormemente.

“La omnicanalidad digital es la única alternativa para poder vender”, afirma con énfasis el licenciado. “En el inicio de la cuarentena la gente se quedó ‘freezada’ frente a un escenario totalmente nuevo y diferente para la sociedad, por lo que se comenzaron a buscar soluciones en la web”, agrega.

Para demostrar el gran impacto que generó en el comercio electrónico el inicio de la pandemia, Guillermo mostró gráficas de las búsquedas históricas de los últimos cinco años en Google de la palabra “mueble”. En las estadísticas, generalmente se producen los picos de mayor tráfico en el comienzo del verano e invierno, que es cuando muchas personas deciden renovar sus hogares. 

No obstante, la cuarentena hizo que se produjera un nuevo pico histórico, superando a “las tres navidades del ecommerce”: Hot Sale, Cyber Monday y la Navidad propiamente dicha.

Según Montenegro, el comportamiento de los consumidores es producto de la adaptación forzosa a raíz del confinamiento.

Además, hizo hincapié en que utilizar herramientas digitales para analizar las ventas permiten relevar el interés de potenciales clientes y desglosarlo incluso geográficamente, lo que abre nuevas posibilidades al poder apuntar las estrategias de social media hacia mercados realmente atractivos.

El cliente digital es igual al físico

En países desarrollados, como Inglaterra o Estados Unidos, el ecommerce representa 1 de cada 3 ventas.

Sin ir tan lejos, y observando la actividad de grandes empresas a nivel regional, el 30 % de las personas que se encuentran en la línea de caja de Falabella tomaron una decisión de compra gracias a la omnicanalidad digital.

“Sin presencia en la omnicanalidad no estamos en el menú”, agrega el también expresidente del Consejo Profesional de Ciencias Informáticas.

Él explica que para lograr ser efectivos en los medios digitales de ventas, se requiere no sólo estar, sino también exponer, interactuar y resolver las consultas de los clientes.

Se explaya: “Es fundamental lograr entender los disparadores que incentivan a un consumidor a realizar la venta que son la comodidad, ya que nadie va a viajar 80 kilómetros a comprar algo que puede pedir por internet; la disponibilidad; y en último lugar el precio. El precio es importante, pero no determinante”.

El cliente que se contacta a través de los medios digitales quiere ser tratado con el mismo respeto, calidad y velocidad que el que se encuentra físicamente en la tienda.

Para ejemplificar la gran importancia de entender este aspecto, Guillermo recomienda imaginar la siguiente situación:

Un cliente entra a una tienda física y, si no es atendido rápidamente o sufre un maltrato, se irá. Levantará la voz y 3 o 4 personas lo oirán.

Pero si un cliente digital no recibe la respuesta que esperaba, quienes se enterarán no serán 3 o 4 personas, sino todos sus seguidores.

Con vehemencia, el experto afirma: “Un cliente digital debe ser tratado igual que si fuese un cliente físico. Quien no entienda esto, estará desaprovechando las enormes bondades capaz de ofrecer el ecommerce”.

De esta manera, el experto dejó a los asistentes una serie de poderosísimas herramientas intelectuales y tecnológicas que les servirán para poder dirigir su negocio hacia un buen puerto, entendiéndose por esto la capacidad de tomar las mejores decisiones con base en su público objetivo y la omnicanalidad digital.

Guillermo Montenegro prevé dar otro webinar el 24 de febrero y otro más en marzo, donde también presentará enriquecedores conocimientos del marketing digital.