En su última edición, el premio International Property Awards, que reconoce y celebra los logros de diferentes empresas que operan en la industria inmobiliaria, ha sido otorgado a El Equipo Creativo. Esta vez, el prestigioso estudio de interiorismo fue reconocido por crear el mejor diseño de interior en un hotel de España: el Kimpton Vividora.

La decisión del jurado se basó en la capacidad para lograr transmitir a los visitantes una experiencia puramente local, ofreciendo particulares espacios que reflejan el estilo de vida barcelonés, que se destaca por su ambiente fresco, alegre y elegante.

El equipo de profesionales, liderado por los arquitectos Oliver Franz Schmidt, Lucas Echeveste Lacy y Natali Canas del Pozo, lleva adelante numerosos e importantes proyectos que involucran a oficinas, restaurantes y viviendas, solo por nombrar algunos.

International Property Awards no es el único premio que suman a la vitrina, ya que recientemente también fueron distinguidos con el galardón al Mejor Estudio

de Diseño de Interiores, concedido por el Small Business Awards; y al Mejor Bar Internacional, en referencia al Txalupa Gastroleku, situado en la ciudad española de Donostia.

En el caso del Vividora Hotel, se enfrentaron a un gran reto: continuar con la filosofía y enfoque de la cadena Kimpton, pero a la vez generar experiencias genuinas que representen lo local.

Para lograrlo, implementaron una estrategia de diseño que consistió en crear un vínculo entre el hotel y Barcelona - particularmente Ciutat Bella, el barrio donde se encuentra - para reflejar el carácter y arquitectura de la ciudad y sus habitantes. El desafío era cómo crear espacios diferenciados en donde tanto locales como huéspedes se sintieran cómodos y satisfechos.

Por lo anterior, El Equipo Creativo recurrió a introducir elementos artesanales de marcas y productores regionales, junto a piezas de cerámica y distintas referencias del pasado de la ciudad. En conjunto, la decoración y los muebles elegidos para cumplir la tarea son capaces de dotar al hotel de una personalidad contemporánea, única y seria.

Si bien cada rincón de la estructura llama la atención por su especial cuidado y originalidad, uno de los ambientes que más resaltan es el vestíbulo y la disposición de sus elementos, ya que está ubicado en un altillo y se conecta al bar a través de un llamativo espacio de doble altura en fachada. Para llenar ese vacío, se ha instalado una “cascada” de lámparas que proporcionan un efecto de brillo que conecta al suelo y al techo de una manera destacable.

Para la recepción, se ha optado por instalar tres imponentes escritorios con acabados pétreos diferentes, haciendo alusión a las clásicas fuentes que se pueden encontrar en las plazas del barrio gótico. El vestíbulo se complementa con una sofisticada zona lounge y una mesa de coworking para complacer a los huéspedes que se trasladan por trabajo.

En este sentido, el hotel también ofrece una membresía con pase diario, semanal o mensual para hacer uso de cualquiera de sus espacios comunes, tales como la cafetería y el lobby, y aprovechar recursos como WiFi de alta calidad, café a gusto, agua y lujosos, cómodos y distendidos espacios para trabajar desde una computadora o mantener reuniones laborales.

En lo que respecta a las habitaciones, el estudio se inspiró también en la Ciudad Condal para definir los colores: tonos cálidos con un toque terracota (rojizo-marrón) mezclados con colores marinos frescos, tales como el azul o el turquesa claro.

Cabe destacar que el color es el protagonista de las habitaciones del Vividora, que se complementa a la perfección con otros elementos que contrastan de manera adrede para generar diferentes sensaciones.

Por ejemplo, el color clásico del cuero de la cabecera de las camas o el sillón de descanso genera seriedad, elegancia y calidez, mientras que el color azulado de los cerámicos que funcionan como divisores en el baño transmiten la energía del mar y transportan sensorialmente a un entorno tranquilo y relajado.

Otra clara distinción de ambientes - pero que se mimetizan a la perfección - sucede con el cálido suelo que proporciona la superficie de madera, con los tonos frescos y celestes presentes en las zonas de agua, tales como la bañera y la ducha, jacuzzi y pileta.

En tanto, las suites también se destacan por sus comodidades y “extras”. Si bien es cierto que El Equipo Creativo aplicó los detalles de contrastes, muebles y materiales empleados en las habitaciones, estos espacios especiales se caracterizan por contar con características que elevan el nivel de confort aún más.

En las suites, se puede disfrutar de maravillosas experiencias y sensaciones gracias a sus prestaciones, como tomar un baño en un balcón privado o maravillarse ante espectaculares vistas obtenidas desde el piso más alto del edificio.

“Cuidamos cada uno de los detalles que hacen realidad esa perfecta combinación entre lujo contemporáneo y la sensación de estar en casa, pero siempre anteponiendo la seguridad del equipo, de nuestros visitantes y huéspedes”, explica Mike Robinson, director general del hotel.

Ante la pandemia de COVID-19 y la falta de turistas por el contexto mundial, escuchar que un hotel se abre a la ciudad puede sonar un tanto a estrategia improvisada, pero lo cierto es que el Vividora ya contaba con integrarse al ejido urbano de la manera en que lo ha hecho desde un principio.

Lo hace de una manera tan delicada, que quienes deseen tomar algo en la cafetería que se encuentra en planta baja tranquilamente podrían irse sin haberse dado cuenta que se encontraban en un hotel cinco estrellas.

En Tienda Estilo Casa, contamos con una gran y exclusiva selección de muebles, elementos de decoración y accesorios de amoblamiento que responden a las últimas tendencias de interiorismo.

Recordá navegar por nuestras diferentes categorías para encontrar el equipamiento ideal para tu emprendimiento o proyecto comercial.